Encarna Maorad

Este problemón lo tiene la mayoría de empresas (pero es reconducible)

¿Cuál es el principal problema en materia de comunicación de una empresa?

Piensa…

Antes de responderte a la pregunta, debo señalar que, este problema generalizado, perjudica en mayor medida a las compañías o startups del sector blockchain.

(Tranquilidad, te voy a dar algunos consejos a lo largo del post, es reconducible).

Ese problema del que te voy a hablar hoy se llama falta de estrategia y se traduce en:

  • No saber cómo decir a qué te dedicas y lo que resuelves de manera clara y convincente.
  • Decir A en la web, B en los emails y C en las presentaciones.
  • No tener ni idea de cuál es el mejor argumento de ventas para diferenciarte de tu competencia.
  • Ser generalista, “vamos a por todos, no vayamos a perder oportunidades de venta” y finalmente no captar a ninguno de tus targets objetivo.
    • O peor, no hacer nada y que el boca a boca siga funcionando.
  • Utilizar jerga técnica o rimbombante que solo causa ruido y produce desconfianza.
  • No saber en qué canales estar y qué tipo de mensajes lanzar en cada uno de ellos.
  • Desconocer cuándo es el mejor momento para cada tipo de argumento o mensaje.

Esto es un pequeño resumen, pero hay muchos más problemas que se derivan de una falta absoluta de estrategia en materia de comunicación.

¿Y qué pasa en el sector Blockchain?

 

Que hay que hacer frente a una serie de obstáculos añadidos:

  1. Es una temática muy complicada para el que desconoce este mundo y esto implica que la comunicación deba ser todavía más clara y concisa para lograr entendimiento y por tanto confianza.
  2. El mundo está en contra y la falta de formación al respecto, así como las noticias sesgadas (a propósito o por ignorancia) dificultan que las empresas del mundo blockchain sean vistas como lo que realmente son, el futuro.

Y ante esta situación ¿qué hacemos?

Apunta algunos consejos:

1️⃣Diseña tu camino en materia de comunicación, no improvises. Para ello debes comenzar haciéndote preguntas clave como:

  • Dónde estás y dónde quieres llegar.
  • Cómo te ven y cómo quieres que te vean (posicionamiento de marca).
  • Qué tipo de cliente quieres atraer y cuál no quieres ni en pintura.
  • ¿Eres diferente/mejor a tu competencia en algo? 

2️⃣Conocidos el punto A (origen) y el punto B (destino) reflexiona y da respuesta a:

¿Qué debes comunicar, a quién, cómo, cuándo y dónde para que esa comunicación te ayude a lograr tus objetivos?

  • Aquí debes tener en cuenta el nivel de conocimiento que tienen tus potenciales clientes sobre el problema que resuelves y sobre tu producto/servicio. Ponte en sus zapatos y ve guiándolos hasta que lleguen donde tú quieres. En el sector blockchain esto es FUNDAMENTAL

(Veo demasiadas webs que intentan atraer a un público con conocimiento en blockchain de -100, con mensajes que como mínimo se requiere un nivel básico/medio sobre esta tecnología)

3️⃣Sé claro en tu comunicación y conciso. El ruido y la paja, NO venden, AHUYENTAN. Y, por favor, evita fijarte en lo que dice la competencia.

4️⃣Di lo mismo en todos tus canales.

  • No puedes decir una cosa en tu web, otra en tus presentaciones o reuniones, otra en tus emails… Hay que ser coherente porque sin coherencia en la comunicación no se logra confianza.

5️⃣Diferénciate. Aquí está la clave.

  • Todas las empresas son diferentes en algo a su competencia. No obstante, debes saber también que a veces la diferencia se encuentra únicamente en la propia comunicación.

Lo sé.

No es una tarea fácil.

Pero es imprescindible si quieres llegar a tu destino.

Y una vez hecha, solo tendrás que ir adaptando esa estrategia de comunicación a tus circunstancias y al contexto, pero tendrás claro qué debes decir en cada momento para no perder oportunidades de venta.

Termino con Séneca: “Ningún viento es favorable para quien no sabe a qué puerto se encamina”.

Te animo a definir ese puerto y a trazar el camino para llegar a él (en materia de comunicación claro).

 

Si necesitas ayuda contáctame 📱por Whatsapp en este mismo enlace.