Encarna Maorad

SI NO ERES UN VENDEHÚMOS APUNTA ESTOS CONSEJOS

La Real Academia Española define a un vendehúmos así:

 

“Persona que ostenta o simula valimiento o privanza con un poderoso para vender su favor a los pretendientes”.

(Lo de “simula” me ha encantado).

 

Hoy quiero hablarte de ellos porque últimamente he ido a muchos eventos y me he encontrado unos cuantos.

 

Pero el problema no es este.

Existen y existirán, simplemente hay que saber calarlos a tiempo.

 

Lo que me fastidia es encontrarme a los que no son vendehúmos, pero no saben venderse.

 

Eso me da una rabia infinita.

 

He conocido en el último año y medio magníficos proyectos que pierden caché y/u oportunidades por no saber ponerse en valor a la hora de hablar de ellos y de intentar comunicar mejor los beneficios que aportan a sus potenciales clientes.

 

Estas empresas tendrían que seguir de cerca a los vendehúmos y aprenderían la leche sobre cómo llamar la atención hacia su producto o servicio.

 

De hecho, la puesta en escena es el fuerte de los vendehúmos porque fundamentos y argumentos no tienen.

 

Por ello, son buenísimos comunicando.

Te hacen poner el foco en lo llamativo, lo curioso, en una excepción…,

Pero de “chicha” ¡NA!

 

Justo me está viniendo ahora uno a la cabeza…

Pero me lo guardo.

 

Así que, si no eres un vendehúmos, toma nota, te voy a dar unos consejos básicos para que no se te coman la tostada otros.

 

Nunca olvides que no vende más el mejor producto/servicio, sino el mejor en la cabeza del potencial cliente.

 

Ahora imaginemos que tienes que dar una charla, una presentación, una ponencia…, lo que sea frente a un público, me da igual si ese público es muy numeroso o cabe en una mesa.

 

 

CONSEJO 1

Si usas una presentación tipo Power Point no escribas todo lo que vas a decir porque la gente se pone a leer y se pierde lo que le estás diciendo (GRAN ERROR).

 

Pon un esquema, un par de bullets. Poca cosa.

 

De hecho, cuanto menos mejor, yo soy partidaria de una foto para que tú sepas de que tienes que hablar y listo, así la atención estará en ti.

 

CONSEJO 2

Tienes que mantener la atención del que escucha y esto no es fácil porque nuestro cerebro desconecta a partir de 15-20 minutos, a veces mucho antes, aunque nos interese lo que nos están contando.

 

Por ello, evita usar la misma tonalidad todo el rato e interactúa con tus oyentes, esto los hace volver a todos de nuevo, los pone en “alerta” por si les preguntas a ellos.

 

CONSEJO 3

Empieza tu exposición llamando la atención con algo.

Dependiendo de lo que vayas a contar puede ser un objeto físico, una canción, un video…

 

Y de ahí comienza con la historia que hilará toda la presentación y que tiene que ver con ese “algo”.

 

A nuestro cerebro le encantan las historias y las recordamos mucho mejor.

Aprovéchate de ello.

 

CONSEJO 4

Según la temática que sea si es complicado explicar ciertas partes, hazlas sencillas con ejemplos concretos y analogías, esto nos ayuda también a retener información.

 

Mejor explicar algo en formato light y que se entienda que con todo lujo de detalles y que nadie se entere de nada.

 

CONSEJO 5

Piensa antes de preparar tu presentación cuál es la idea sobre tu proyecto o empresa que quieres que impregne en el destinatario.

 

Ojo solo una.

La más importante.

 

Y céntrate en esa o, al menos, que todo gire entorno a ella.

Intentar meter muchas ideas a alguien que no sabe de ti provocará que no dejes ninguna.

 

Mejor deja una y ánclala a su cerebro para siempre.

 

Con estos 5 consejos, bien aplicados, tus presentaciones serán mucho más efectivas.

 

Al menos, conseguirás la atención de tu público y que recuerden lo más importante de lo que les has contado, que al final es el objetivo de cualquier presentación, ¿no?

 

Obviamente, hacerlo bien cuesta al principio porque no todos tenemos las mismas capacidades a la hora de comunicar, hay personas muy tímidas, otras demasiado técnicas…, sé que no es sencillo a la primera, pero solamente hay que querer y prepararlo.

 

Todo el mundo puede hacerlo de escándalo si quiere, te lo aseguro.

 

Por cierto, estoy convencida de que la próxima vez que veas a un vendehúmos te fijarás en que todo su speech se basa en la puesta en escena.

 

Haz tú lo mismo, pero añadiendo la chicha sobre tu proyecto.


¿No te has suscrito a mi newsletter todavía?

Este es el enlace para que no te pierdas mis consejos cada sábado a las 8.00h

Si necesitas ayuda contáctame por Whatsapp en este mismo enlace.